sábado, 2 de mayo de 2009

Cementerio de la Florida

Mañana hace doscientos un años de los fusilamientos de la madrugada del tres de mayo de 1808, inmortalizados por Francisco de Goya. Por eso, esta entrada.

Este pequeño cementerio está en la parte baja del Parque del Oeste, justo al lado de la Escuela Nacional de Cerámica, detrás de la ermita de San Antonio de la Florida, al otro lado de las vías del tren.


El cementerio está formado por un pequeño patio de diecisiete metros de largo por ocho de ancho (no es extraño tan reducido tamaño, ya que en la época en la que se construyó había unos quinientos cementerios sólo en Madrid). En este lugar eran enterrados los empleados de Palacio hasta el año 1852 en el que fue clausurado. Quedó entonces, por instrucción expresa de Isabel II, consagrado a la memoria de los cuarenta y tres fusilados por los franceses en la montaña del Príncipe Pío durante la madrugada del 3 de mayo de 1808 . En el suelo hay una pequeña lápida señalando el lugar exacto en el que se cavó la fosa donde fueron enterrados. En la actualidad sus cenizas están en una cripta situada debajo de la pequeña capilla que hay en el camposanto.



El cementerio fue cerrado en los años treinta del siglo XX y así permaneció durante cincuenta años. Se abrió de nuevo al público el 2 de mayo de 1981 y, desde entonces, se abre al público cada dos de mayo para rendir homenaje a los allí enterrados.



Antes de acceder a la entrada propiamente dicha del cementerio hay un pequeño monumento en el que aparece representado el cuadro de Goya "Los fusilamientos del tres de Mayo". A su lado, cada dos de mayo arde una llama en memoria de las víctimas. Víctimas de los franceses. Y víctimas, sobre todo, de una gran mentira que los llevó a enfrentarse a los franceses. La consecuencia de los sucesos de aquel levantamiento sumió a España en una época dramáticamente oscura durante todo el siglo XIX y gran parte del XX. Es más, creo que aún sufrimos algunos flecos de aquellos sucesos. La verdadera víctima de aquel dos de mayo fue España.

En cualquier caso, y a pesar de que las imágenes de este blog son en blanco y negro, no seré yo quien apague la llama que arde en memoria de aquellos que, supongo, creían que actuaban por la independencia y la prosperidad del pueblo.


7 comentarios:

Ripley dijo...

pues es un sitio muy emocionante de visitar y yo soy de la opinión de que sí que estamos en deuda con aquellos valientes, gentes del pueblo de Madrid.

Jan Puerta dijo...

Otra vez he de felicitarte por este espacio. En este caso, presentas uno de esos espacios que aun tengo pendientes de visitar.
Excelentes imágenes amigo Javier.
Un abrazo

Sunrise dijo...

Había leído esta entrada, pero últimamente he dejado muchas cosas "para después" y eso es ahora. Me encantan las imágenes y tus explicaciones, pero esta vez no creo que sea tan osada como par ir de visita, al menos sola, que ya sabemos lo que me pasa. Si alguien osado me acompaña vendré a contarlo.
Besos :)

Javier dijo...

Gracias por vuestra visita.
Sunrise, no vayas hasta el año que viene, que sólo abren el día dos de mayo. Pero si eres paciente, y esperas un año, yo, aunque no muy osado, encantado de ir contigo ;). Eso sí, luego una caña (de cerveza o de sidra) en Casa Mingo.
:) y beso

Merce dijo...

Javier estas aportando un valioso documento con este blog. Cada vez me gusta mas. Ojalá no tuviese que existir este cementerio...

La ultima foto, magistral! me gustan tus b/n muchisimo, no lo haces nada mal, ya quisiera yo la mitad que tu jajaja.

Sigue subiendo entradas, cada vez se hace mas y mas interesante.

Biquiños

topoaguilera dijo...

Impresionante esta última foto, has sacado el fuego de las dos dimensiones, y se sale de ella.
Gracias por tus comentarios en mi blog, es dificil que nos veamos, por la diferencia de edad, el tuyo estará en Absolutos, y el mio está en Infantil. ¡claro que, algun dia estarán los dos en absolutos!, espero que llegue ese día y nos conozcamos personalmente.
Un abrazo
Topoaguilera

Merce dijo...

Pensabas que no te tenia fichado???? jajajajaja

Bicosssss